Diana Gael nos habla de su novela,

"Don Juan eternamente"

"Don Juan eternamente" destaca por su originalidad. En qué te inspiraste es evidente, pero ¿cómo se te ocurrió la idea de escribir una novela así?

Suelo mantener largas conversaciones literarias en internet con otras autoras del género. La idea de escribir esta novela surgió de una de ellas, como una especie de reto: tomar alguna obra clásica y hacer con ella una historia romántica. A menudo los autores españoles tenemos mucho complejo respecto a nuestra literatura, ya que las referencias e inspiraciones suelen venir de obras y temáticas anglosajonas: Jane Austen, Shakespeare, etc. Se me ocurrió pensar que sería buena idea tomar un personaje emblemático de nuestra literatura (un mito universal) y darle la vuelta. ¡Y quién mejor que Don Juan para una novela de estas características! En realidad, el Don Juan del teatro no es un personaje "romántico" en el sentido que le damos a esta palabra hoy en día, pero me tomé la libertad de adaptarlo a una historia de amor verdadero.
 


Es una novela a caballo entre dos épocas y el lenguaje cuidado marca la diferencia en cada una de ellas. ¿Fue difícil escribir esta novela?

La escritura no demasiado. Díficiles fueron, en cambio, las decisiones que tuve que sobre si reflejar el lenguaje exacto del siglo XVI, lo cual podría haber sido muy arduo de leer hoy en día, o plasmar un lenguaje que sonara a antiguo pero fuera legible. Al final, opté por lo segundo. A lo largo de la novela, paralelamente a la "educación" de Don Juan en nuestras costumbres actuales, este va hablando más normal. Quería que se mostraran cambios en todos los aspectos de su comportamiento. Para "documentarme" sobre el personaje leí el Don Juan de Zorrilla y el de Tirso, pero la inspiración de la obra se refiere casi por completo al primero, que es el más conocido en España. Los lugares de Londres que se describen los conozco en persona. Es una ciudad que me gusta mucho.
 


Háblanos de nuestro Don Juan, sin duda  viajar en el tiempo le llevará más de un quebradero de cabeza. ¿Crees que en nuestros tiempos encajaría un Don Juan? ¿Nos gustaría poner un Don Juan en nuestra vida?

Nada más despertar, Don Juan aparece en pleno cementerio de Highgate (un lugar que, por cierto, recomiendo visitar), y luego se enfrenta a toda una gran metrópoli moderna como Londres, con sus vehículos de motor, su ruido, sus edificios impresionantes y la gente vestida de un modo para él muy extravagante. Pero peor será descubrir las costumbres y formas de pensar actuales, sobre todo en lo tocante a las relaciones amorosas y a las mujeres. ¡Eso sí que será un cambio para él! Y descubrir que lo que para él es normal, en nuestra época es considerado incorrecto. Tendrá que hacer un "curso acelerado de reciclaje" como seductor, ja, ja, ya que con sus viejas técnicas no hay futuro. 

Las mujeres de hoy no toleramos la infidelidad ni la falta de compromiso, las relaciones en plano de desigualdad, etc. Pero el Don Juan de la novela que empieza siendo tan prepotente y obstinado en mantener sus ideas, termina por convertirse en Juan, un hombre que, conservando ese orgullo y sentido del honor del pasado, aprende a valorar a las mujeres, controlar las tentaciones, a escuchar su corazón, reconocer los errores y luchar por el amor contra enemigos materiales e inmateriales, contra los propios infiernos si fuera necesario. Creo que un hombre así, con ese poder, esa capacidad de protección, ese pasado tormentoso, esa capacidad de rectificar y esa valentía siempre resultará seductor para cualquier mujer. El peligro, además, atrae...



¿Y nuestra Inés? Háblanos de tu personaje femenino.

Quería describir a Inés como una joven de nuestro tiempo, de lo más normal. Es un poco tímida, estudiosa, lleva una vida algo rutinaria sin altibajos. Sale con sus amigos, va a la universidad, se prepara para su futuro... Tiene las ideas muy claras respecto a la fidelidad y a como quiere que la traten. No tolera ni acepta el engaño, lo cual teniendo que tratar con un don Juan, el mujeriego por excelencia, la abocará a fuertes pruebas. Sus anteriores relaciones fueron tan anodinas y normales que apenas le dejaron huella.



Irse a Londres es para Inés como un soplo de aire fresco, ya que desde siempre ha estado muy sujeta por su padre, un militar en la reserva muy disciplinado y duro con ella y sus hermanas. 

A pesar de sentirse libre fuera del control paterno también se siente mal porque él está a punto de quedarse solo, ya que la hermana de Inés con la que él convive, se va a casar. Inés se debate entre su deseo de independencia y el amor a su padre.  Además, sabe que su mejor amigo en Londres está enamorado de ella en secreto. Y es algo con lo que tiene que lidiar, sin herirlo y sin engañarse ni engañarle a él. Cuando conoce a Don Juan su vida da un vuelco. Él le da fuerzas para enfrentarse a todo eso, aunque por otro lado también la mete en líos y peligros que ella jamás pensó pudieran existir. 



Hay escenas entre ambos muy interesantes, ¿Cuál destacarías?

Me gusta cuando hablan bajo la lluvia en el Postman's Park, un lugar de Londres que conmemora el sacrificio de personas heroicas por salvar a otros. Es una escena romántica y simbólica. También me gusta el primer beso que se dan, en Whitehall, tras un paseo nocturno. Hay varias escenas en rincones famosos de Londres que conozco y que reflejan algunas experiencias inspiradas en mis viajes. La primera escena de cama entre ellos creo que es bastante apasionada y sensual, muy excitante.



Por último, unas palabras a nuestras lectoras para que se animen a descubrir esta original y refrescante historia de amor. 

He intentado recuperar y redimir a un personaje muy malinterpretado en la cultura popular, convirtiéndolo realmente en un héroe romántico y actual, que tiene que encontrar el amor verdadero con ayuda de una joven sencilla, en cuya vida pone chispa. 

Mi deseo es transmitir ese espíritu de magia y fantasía que se oculta siempre el amor, hacer ordinario lo extraordinario y extraordinario lo ordinario, que las lectoras pasen un buen rato de paseo por las calles de Londres con estos personajes enfrentados a una situación tan maravillosa, que se rían con las situaciones cómicas y que se emocionen en los momentos malos, que también los hay.  Me gustaría que este libro fuera una grata experiencia para un gran número de lectores. Y si, de paso, alguien siente interés en conocer las obras de nuestros clásicos, ¡bienvenido sea!

  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Google+ Basic Black

 

© 2014 Romantic Ediciones       info@romanticediciones.com