Elizabeth Bowman nos habla de su novela:

"Magia en las estrellas"

 

¿Qué nos puedes contar de tu novela?

 

Magia en las estrellas es una novela a la que le tengo mucho cariño porque es totalmente diferente a todo lo que he escrito hasta el momento.

La historia remonta al lector al siglo XVIII, a la profundidad de los bosques gallegos donde imperan las supersticiones, los mitos y las leyendas. La Santa Inquisición aparece como marco histórico de una época en la que todavía se perseguían a las brujas y a todo aquel que pensara diferente. Pero yo no soy cronista histórica, ni mucho menos; la sombra del Santo Oficio aparece como una constante pero jamás como el tema principal. Lo importante de esta historia son Estrella y Diego, su relación y sus distintas tribulaciones personales. El uno avasallado por su atormentada vida, atrapado entre el deber y sus verdaderos principios; la otra deseosa de borrar las sombras de su pasado y comprender si sus dones proceden del bien o del mal.

 

 

 

Estrella, la protagonista de tu novela es especial, sin duda debes tenerle mucho cariño. ¿Qué destacarías de ella? 

 

Es cierto, Estrella es de mis protagonistas femeninas favoritas. Y no solo por sus dones mágicos (de los que me he valido para crear a una heroína diferente), sino porque encierra la verdadera esencia de las mujeres de mi tierra en una época en la que eran perseguidas injustamente por albergar conocimientos que escapaban al entendimiento masculino. En aquel tiempo ser mujer, vivir sola sin presencia de varón y saber de herboristería o sanación suponía un gran riesgo de ser acusada de brujería. Y no todo lo diferente o desconocido tiene por qué ser maligno.

 

 

Sobre el protagonista masculino. ¿Cómo es? 

 

Diego Valmaseda es procurador fiscal del Santo Oficio. Juez, no religioso.

Siendo apenas un muchacho su padre lo envió a Toledo para formar parte del Tribunal, en el que ha sido admitido por sus grandes dotes como jurista, y desde entonces lleva una década sirviendo al Sagrado Instituto. Y sintiéndose como una víctima más de los guardianes de la moral católica. Él ha dejado de creer en lo que hace; de hecho cada día que pasa se siente más atormentado por ser la mano ejecutora de algo a lo que ha dejado de encontrarle sentido. Ama a Dios, pero detesta el ansia de los hombres empeñados en actuar en nombre del Señor para instaurar sus ideas. ¿Desde cuándo la sangre borra el pecado a los ojos de Dios?  Él es consciente de ello; no cree en mitos, supersticiones ni brujerías, cree en la ciencia y en el ser humano, y su espíritu vive atormentado por las sombras de todas aquellas almas a las que se ha visto obligado a enviar a la hoguera.

 

 

 

¿En qué te inspiraste para poder atrapar tan bien esa atmosfera que respira el libro? 

 

Mi tierra es pura magia. Basta con pasearse por los bosques para captar el hechizo oculto en sus paisajes. Basta cerrar los ojos y escuchar cómo el viento que baila entre el follaje te atrapa y te susurra antiguas leyendas, antiguos cuentos de trasgos, gnomos y hadas.

  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Google+ Basic Black

 

© 2014 Romantic Ediciones       info@romanticediciones.com