Entrevista Marta Santés

Siempre hay un momento en que empiezas a escribir una historia, ese momento en el que llegó la inspiración ¿Cómo empezaste a escribir esta novela?

 

La verdad es que empecé a escribirla hace seis años y no recuerdo exactamente cuál fue mi inspiración, solo sé que necesitaba escribirla y que me volvía loca con el teclado cada vez que me ponía a ello. A mis dieciocho la acabé en un par de meses y la dejé en un cajón, pensando que solo sería para mí y para mi familia como mucho, teniéndola como algo personal. Sin embargo, al ver el entusiasmo de una de mis primas después de

leer el borrador, me replanteé revisarla y darle una oportunidad. Borré muchas escenas, puse otras y finalmente decidí enviarla a una editorial. Y aquí estoy, publicando mi primera novela con una fabulosa editorial, algo que todavía no me creo. Un sueño hecho realidad.

 

Háblanos de tu novela, ¿Qué tiene de especial? ¿Por qué crees que gustará a los lectores y por qué te gusta a ti?

 

¿Qué tiene de especial? Uff, para mí muchas cosas. ‘Quédate siempre’ es una historia que trasmite ternura, que te encoge el alma, que te hará emocionarte… o esa es mi intención. Trata de dos niños que sin darse cuenta sienten la necesidad de estar cerca, sin comprenderlo, saben que les hace falta la presencia del otro para ser felices, que han creado una especie de extraña dependencia que les traerá de cabeza. No es un amor

“prohibido” por así decirlo, pero el miedo dominará a ambos protagonistas durante el transcurso de la novela, y ese temor es a consecuencia del posible rechazo o la decepción de personas muy cercanas a ellos. Incluso cuando son más mayores, cuando vuelven a encontrarse después de años, la necesidad de sentir la proximidad del otro les causará dolor, ya que existen barreras, y el miedo continuará patente.

Creo que gustará a los lectores porque es Noa, la protagonista femenina, la que contará todo en primera persona. He procurado retractar cada emoción, cada sentimiento a través de su voz, con la intención de hacer que el lector sonría, llore, ría, sienta angustia o la piel erizada cuando ella lo sienta. Gustará porque la relación entre Elías y Noa es intensa desde el principio, intensa en el sentido de ‘te deseo y no puedo tenerte’, ‘te necesito y no puedo contártelo’.

A mí me gusta porque, de las novelas que he escrito hasta el momento, es con la que más he sentido. He llorado a lágrima viva en una escena en concreto de la novela (en la que creo que todos echarán alguna lágrima) y me he enamorado de los personajes, que me han ido sorprendiendo conforme transcurría la historia.

 

Todo autor en su obra tiene un personaje que le ha robado el corazón. ¿Cuál es el tuyo? ¿Qué lo diferencia de los otros personajes?

 

Todos los personajes de mi novela tienen un pedacito de mi corazón, pero Elías, el protagonista masculino, se lleva la palma. No puedo describirlo en pocas líneas, tenéis que descubrirlo en la novela para sentir lo mismo que yo, pero intentaré resumir: Elías es desde niño una personita que te robará el alma; reservado y con tendencia a exteriorizar poco sus sentimientos, es inteligente y maduro para su edad, con muchos talentos que infravalora y una personalidad particular que hará que no puedas parar de sentir curiosidad hacia él. Noa es su órbita, puede revelarse e ignorar su característica timidez solo por ponerla a salvo.

 

¿Qué lo diferencia de otros personajes? Lo cierto es que no sé con quién compararlo, es único. Es alguien que deberá lidiar con mucho dolor, que tendrá que ser valiente, luchar y enfrentarse a sus miedos. Y para ello ha de ser un personaje con mucho carácter.

 

Dinos qué escena es la que más te gusta, cual es la que te emociona o simplemente te mueve algo en tu interior que la hace ser especial.

 

Tengo muchas escenas favoritas en ‘Quédate siempre’. Puedo nombrar varias de cuando ellos, Elías y Noa, están solos en el chalet, pero mejor nombro otra para no revelar nada importante. Creo que me quedaría con la que Noa, con catorce añitos, encuentra una carta de casualidad en un cajón en la habitación de Elías; en esa escena ella descubre algo sumamente importante, y ambos se verán en una situación muy delicada, preciosa y emotiva que cambiará sus vidas para siempre. Noa descubrirá que no es la primera carta que Elías le escribe, descubrirá que el corazón puede latir tan rápido que parezca el aleteo frenético de una mariposa, descubrirá que no hay temor suficiente que pueda impedir que dos cuerpos que se veneran terminen siendo uno solo.

 

Unas palabras para tus lectores a quienes esperemos les guste tu novela publicada con Romantic Ediciones.

 

Ay, qué nervios. Pues me gustaría deciros que espero que disfrutéis muchísimo leyéndola, que ojalá haya hecho bien mi trabajo y podáis meteros en la piel de los protagonistas. No quiero ser cruel, pero me gustaría que lloraseis con esta novela, porque eso querría decir que lo he conseguido, que os habéis metido tanto, os ha

absorbido tanto, que lograréis sentirlo con intensidad. Quiero deciros que para mí, poder dirigirme a vosotr@s desde aquí, a través de una preciosa editorial, es un sueño, y yo espero de corazón poder haceros soñar a vosotr@s con ‘Quédate siempre’.

  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Google+ Basic Black

 

© 2014 Romantic Ediciones       info@romanticediciones.com